3.9.19

Serie: "Memoria, Materia Oscura y Estructuras Caóticas". 2019.

Memoria, Materia Oscura y Estructuras Caóticas. 2019. Fotografías recuperadas, pintura y dibujo. Relaciono a la materia oscura y la memoria partiendo de coincidencias básicas: las dos son invisibles, no se ven pero existen, no se sabe de que se componen, no emiten ningún tipo de radiación electromagnética y ambas son absolutamente indispensables para mantener la composición del universo cósmico y personal tal y como lo conocemos.  No reconocer, aceptar o intentar negar la memoria, es tan absurdo como desconocer la presencia de la materia oscura, solo porque no la vemos; desconocer la memoria es un sin sentido que juega en contra de nuestra supervivencia como humanos -la tierra ya ha sufrido cinco extinciones totales masivas- y por ende nuestro paso es efímero y finito, y solo por esto, deberíamos, como especie, ser consecuentes, simbióticos y cuidadosos con esta existencia prestada y reconocer la memoria como una herramienta fundamental, que enaltezca a la especie, nos ayude a entender los errores y a potenciar los aciertos…



Nuestro deber como especie debería ser el de habitar, durante el corto lapso de existencia que nos tocó vivir, de la manera mas digna y consciente. El universo seguirá su larga marcha por los tiempos. La energía no se extingue y la materia oscura muy posiblemente siga siendo por eones el sustento de la composición estelar. Las estructuras que nos interrelacionan seguirán modificándose, adaptándose y fluyendo por el océano del tiempo. De las estructuras que desarrollemos entre los individuos y con nuestro entorno, puede depender mucho del futuro -finito- de la especie.